Desarrollo del pensamiento creativo.

La defensa de las ideas.

Por: John M. Keil

No importa cuan brillante, inspiradora, potencialmente productiva, revolucionaria, práctica o astuta idea de una mar, si uno no hace algo con ella, no vale nada. A todos nos ha sucedido volvernos en contra, al correr de los años, con ideas que se nos habían ocurrido En algún momento u otro.

A veces la idea no es más que un pensamiento fugaz con el que Probablemente no hubiéramos Hecho nada de todos modos. Pero con mucha frecuencia, en el área creativa, la idea de Posibilidades tiene definitivamente Porque no conseguimos convencer A OTROS de sus méritos. O, si estamos en el extremo receptor, Porque no nos fue vendida.

Una de las definiciones de vender Encontramos que en el diccionario es: “persuadir o inducir a alguien A COMPARAR. Y este es nuestro punto. La persuasión. Un arte no tan amable, pero un menudo complejo, misterioso y generador de ideas, que tiene que ver tanto con la lógico como con los sentimientos: un arte que Exige el máximo de habilidad para la presentación. Aquello que nos interesa Cuando tenemos que guiar Administrar y El Esfuerzo creativo no es tanto la venta individual, sino la Manera de hacer una presentación. La diferencia está en que por lo general una presentación es una tarea más estructurada y formal y requiere la participacion de algo más que un vendedor y comprador. Sin embargo, la psicología del Proceso funciona más o menos del mismo modo en ambos casos.

En primer lugar, Debemos Prepararnos para la venta: Debemos saber que estamos presentando Y porque. El siguiente gran paso es preparar al comprador para la venta. Echar los cimientos. Esto Puede Llevarse minutos, horas o días y Podría incluir una serie de reuniones con el comprador. La presentación de una idea o el producto es el paso siguiente y siempre va seguida de secuelas o refutaciones Cuando el comprador tiene la oportunidad de hacer preguntas, discutir la Propuesta, consultar con otros y decir, “Me parece bueno. Lo compro “. El paso último, que con frecuencia se para por alto, es el seguimiento, que no siempre Consiste en entregar lo que se ha vendido. Es el Ajuste de los Distintos detalles que Forman parte de la venta, nadie Porque en realidad quiere decir exactamente, “Me parece bueno. Lo compro “. Lo que en realidad la gente dice es: “Me parece bueno. Lo compro, pero …”, o “lo compro con las siguientes condiciones…”, o” Lo compraré si Pueden ustedes … “Siempre parece condiciones que hay. El seguimiento Debe ocuparse de estas condiciones o de llegar hasta Quizá Tener que volver a vender la idea.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: